La mitad de las grandes empresas en Colombia no tienen una estrategia clara y robusta para transformarse digitalmente

La mitad de las grandes empresas en Colombia no tienen una estrategia clara y robusta para transformarse digitalmente

La mitad de las grandes empresas en Colombia no tienen una estrategia clara y robusta para transformarse digitalmente

La mitad de las grandes empresas en Colombia no tienen una estrategia clara y robusta para transformarse digitalmente

La mitad de las grandes empresas en Colombia no tienen una estrategia clara y robusta para transformarse digitalmente

Mientras las grandes empresas y startups poseen un nivel de madurez digital Medio, las pymes están bastante menos desarrolladas, encontrándose aún en un nivel Inicial.

Mientras las grandes empresas y startups poseen un nivel de madurez digital Medio, las pymes están bastante menos desarrolladas, encontrándose aún en un nivel Inicial.

Mientras las grandes empresas y startups poseen un nivel de madurez digital Medio, las pymes están bastante menos desarrolladas, encontrándose aún en un nivel Inicial.

Mientras las grandes empresas y startups poseen un nivel de madurez digital Medio, las pymes están bastante menos desarrolladas, encontrándose aún en un nivel Inicial.

Mientras las grandes empresas y startups poseen un nivel de madurez digital Medio, las pymes están bastante menos desarrolladas, encontrándose aún en un nivel Inicial.

Informe.IMDVCOL.2021

Las empresas colombianas perciben que la pandemia ha sido una gran catalizadora de la transformación digital. Así lo refleja la primera edición del Índice de Madurez Digital Virtus (IMDV®) de la consultora Virtus Partners, realizado en Colombia en alianza con elColegio de Estudios Superiores de Administración (CESA), Siigo y Views Business Intelligence, contando con la participación de 249 ejecutivos de 196 organizaciones, entre ellas grandes empresas, pymes y startups.
 
De acuerdo al estudio, 77% de las grandes empresas y 82% de las startups señalan que el COVID-19 las llevó a impulsar con más fuerza este proceso, provocando en ellas un profundo cambio a nivel cultural, incluyendo nuevas formas y modelos de trabajo. No obstante, la realidad de las pymes es bastante diferente, ya que solo 36% afirman lo mismo. En una escala que va desde 0% a 100%, estas últimas promediaron un IMDV® de 37,1%, lo que las posiciona en un nivel de madurez digital Inicial, muy por detrás del nivel Medio de las grandes empresas y startups, quienes promediaron un IMDV® de 56,5% y 62,4%, respectivamente. Frente a esto, José de la Torre, Managing Partner de Virtus Digital, señala que si bien al ver el contraste con las pymes pareciera que las grandes empresas están bastante bien, lo cierto es que aún la mitad de ellas se encuentran en niveles iniciales en sus procesos de transformación digital. “De hecho, tan solo 25% poseen niveles avanzados y no vemos que ninguna haya alcanzado aún el máximo nivel en la escala de madurez de este estudio, lo que sí sucede en Perú y Chile, países donde también medimos este índice”, analiza.

Para el consultor resulta realmente preocupante que tantas organizaciones aún se encuentren en etapas iniciales. Más aún, considerando que la revolución digital ha adoptado un ritmo histórico, frente a lo cual quienes no avancen ahora podrían incluso eventualmente desaparecer. “Muchas empresas siguen solo haciendo digitalización, que no es lo mismo que transformación digital. Mientras la primera apunta a la incorporación de tecnologías con el objetivo de lograr una mejora a nivel operacional, la segunda involucra una verdadera evolución en los modelos de negocio, apalancada en data, tecnología y un verdadero conocimiento del cliente”, explica.

De hecho, si bien 85% de las grandes empresas sostienen que toman sus decisiones de negocio con el cliente al centro, el estudio evidencia que no todas activan las acciones necesarias para realmente lograrlo. Es así que 71% utilizan herramientas digitales como CRM o Analytics para entenderlo, 66% emplean metodologías ágiles para mejorar su propuesta de valor y solo 56% cuentan con un sistema formal para tomar acciones en base a su feedback. Además, a pesar de que 83% sostienen entender la urgencia que la transformación digital representa para su industria, solo 68% han revisado sus modelos de negocio para evaluar sus necesidades y capacidades para abordarla y, peor aún, solo 51% poseen un plan de acción claro y robusto para transformarse digitalmente.
 
Para Ricardo Dicarlo, Coordinador académico de la Maestría en Liderazgo de Transformación Digital del CESA, lo que está ocurriendo es que en muchas empresas se define el líder de transformación digital por sus conocimientos y experiencia en tecnologías y digitalización. Sin embargo, el líder que requiere un verdadero proceso de Transformación Digital es aquel que tiene la visión global de la estrategia, que va más allá de una visión para la acción inmediata sino también tiene un plan de mediano y largo plazo como parte de sus actividades y desarrollos. Es además el responsable de cerrar las brechas de los lenguajes que existen entre áreas como tecnología, experiencia del cliente, los niveles gerenciales e incluso, las áreas de análisis de datos, para hablar un lenguaje común que permita la comprensión, colaboración y empatía.

Las empresas colombianas perciben que la pandemia ha sido una gran catalizadora de la transformación digital. Así lo refleja la primera edición del Índice de Madurez Digital Virtus (IMDV®) de la consultora Virtus Partners, realizado en Colombia en alianza con elColegio de Estudios Superiores de Administración (CESA), Siigo y Views Business Intelligence, contando con la participación de 249 ejecutivos de 196 organizaciones, entre ellas grandes empresas, pymes y startups.
 
De acuerdo al estudio, 77% de las grandes empresas y 82% de las startups señalan que el COVID-19 las llevó a impulsar con más fuerza este proceso, provocando en ellas un profundo cambio a nivel cultural, incluyendo nuevas formas y modelos de trabajo. No obstante, la realidad de las pymes es bastante diferente, ya que solo 36% afirman lo mismo. En una escala que va desde 0% a 100%, estas últimas promediaron un IMDV® de 37,1%, lo que las posiciona en un nivel de madurez digital Inicial, muy por detrás del nivel Medio de las grandes empresas y startups, quienes promediaron un IMDV® de 56,5% y 62,4%, respectivamente. Frente a esto, José de la Torre, Managing Partner de Virtus Digital, señala que si bien al ver el contraste con las pymes pareciera que las grandes empresas están bastante bien, lo cierto es que aún la mitad de ellas se encuentran en niveles iniciales en sus procesos de transformación digital. “De hecho, tan solo 25% poseen niveles avanzados y no vemos que ninguna haya alcanzado aún el máximo nivel en la escala de madurez de este estudio, lo que sí sucede en Perú y Chile, países donde también medimos este índice”, analiza.

Para el consultor resulta realmente preocupante que tantas organizaciones aún se encuentren en etapas iniciales. Más aún, considerando que la revolución digital ha adoptado un ritmo histórico, frente a lo cual quienes no avancen ahora podrían incluso eventualmente desaparecer. “Muchas empresas siguen solo haciendo digitalización, que no es lo mismo que transformación digital. Mientras la primera apunta a la incorporación de tecnologías con el objetivo de lograr una mejora a nivel operacional, la segunda involucra una verdadera evolución en los modelos de negocio, apalancada en data, tecnología y un verdadero conocimiento del cliente”, explica.

De hecho, si bien 85% de las grandes empresas sostienen que toman sus decisiones de negocio con el cliente al centro, el estudio evidencia que no todas activan las acciones necesarias para realmente lograrlo. Es así que 71% utilizan herramientas digitales como CRM o Analytics para entenderlo, 66% emplean metodologías ágiles para mejorar su propuesta de valor y solo 56% cuentan con un sistema formal para tomar acciones en base a su feedback. Además, a pesar de que 83% sostienen entender la urgencia que la transformación digital representa para su industria, solo 68% han revisado sus modelos de negocio para evaluar sus necesidades y capacidades para abordarla y, peor aún, solo 51% poseen un plan de acción claro y robusto para transformarse digitalmente.
 
Para Ricardo Dicarlo, Coordinador académico de la Maestría en Liderazgo de Transformación Digital del CESA, lo que está ocurriendo es que en muchas empresas se define el líder de transformación digital por sus conocimientos y experiencia en tecnologías y digitalización. Sin embargo, el líder que requiere un verdadero proceso de Transformación Digital es aquel que tiene la visión global de la estrategia, que va más allá de una visión para la acción inmediata sino también tiene un plan de mediano y largo plazo como parte de sus actividades y desarrollos. Es además el responsable de cerrar las brechas de los lenguajes que existen entre áreas como tecnología, experiencia del cliente, los niveles gerenciales e incluso, las áreas de análisis de datos, para hablar un lenguaje común que permita la comprensión, colaboración y empatía.

Las empresas colombianas perciben que la pandemia ha sido una gran catalizadora de la transformación digital. Así lo refleja la primera edición del Índice de Madurez Digital Virtus (IMDV®) de la consultora Virtus Partners, realizado en Colombia en alianza con elColegio de Estudios Superiores de Administración (CESA), Siigo y Views Business Intelligence, contando con la participación de 249 ejecutivos de 196 organizaciones, entre ellas grandes empresas, pymes y startups.
 
De acuerdo al estudio, 77% de las grandes empresas y 82% de las startups señalan que el COVID-19 las llevó a impulsar con más fuerza este proceso, provocando en ellas un profundo cambio a nivel cultural, incluyendo nuevas formas y modelos de trabajo. No obstante, la realidad de las pymes es bastante diferente, ya que solo 36% afirman lo mismo. En una escala que va desde 0% a 100%, estas últimas promediaron un IMDV® de 37,1%, lo que las posiciona en un nivel de madurez digital Inicial, muy por detrás del nivel Medio de las grandes empresas y startups, quienes promediaron un IMDV® de 56,5% y 62,4%, respectivamente. Frente a esto, José de la Torre, Managing Partner de Virtus Digital, señala que si bien al ver el contraste con las pymes pareciera que las grandes empresas están bastante bien, lo cierto es que aún la mitad de ellas se encuentran en niveles iniciales en sus procesos de transformación digital. “De hecho, tan solo 25% poseen niveles avanzados y no vemos que ninguna haya alcanzado aún el máximo nivel en la escala de madurez de este estudio, lo que sí sucede en Perú y Chile, países donde también medimos este índice”, analiza.

Para el consultor resulta realmente preocupante que tantas organizaciones aún se encuentren en etapas iniciales. Más aún, considerando que la revolución digital ha adoptado un ritmo histórico, frente a lo cual quienes no avancen ahora podrían incluso eventualmente desaparecer. “Muchas empresas siguen solo haciendo digitalización, que no es lo mismo que transformación digital. Mientras la primera apunta a la incorporación de tecnologías con el objetivo de lograr una mejora a nivel operacional, la segunda involucra una verdadera evolución en los modelos de negocio, apalancada en data, tecnología y un verdadero conocimiento del cliente”, explica.

De hecho, si bien 85% de las grandes empresas sostienen que toman sus decisiones de negocio con el cliente al centro, el estudio evidencia que no todas activan las acciones necesarias para realmente lograrlo. Es así que 71% utilizan herramientas digitales como CRM o Analytics para entenderlo, 66% emplean metodologías ágiles para mejorar su propuesta de valor y solo 56% cuentan con un sistema formal para tomar acciones en base a su feedback. Además, a pesar de que 83% sostienen entender la urgencia que la transformación digital representa para su industria, solo 68% han revisado sus modelos de negocio para evaluar sus necesidades y capacidades para abordarla y, peor aún, solo 51% poseen un plan de acción claro y robusto para transformarse digitalmente.
 
Para Ricardo Dicarlo, Coordinador académico de la Maestría en Liderazgo de Transformación Digital del CESA, lo que está ocurriendo es que en muchas empresas se define el líder de transformación digital por sus conocimientos y experiencia en tecnologías y digitalización. Sin embargo, el líder que requiere un verdadero proceso de Transformación Digital es aquel que tiene la visión global de la estrategia, que va más allá de una visión para la acción inmediata sino también tiene un plan de mediano y largo plazo como parte de sus actividades y desarrollos. Es además el responsable de cerrar las brechas de los lenguajes que existen entre áreas como tecnología, experiencia del cliente, los niveles gerenciales e incluso, las áreas de análisis de datos, para hablar un lenguaje común que permita la comprensión, colaboración y empatía.

Las empresas colombianas perciben que la pandemia ha sido una gran catalizadora de la transformación digital. Así lo refleja la primera edición del Índice de Madurez Digital Virtus (IMDV®) de la consultora Virtus Partners, realizado en Colombia en alianza con elColegio de Estudios Superiores de Administración (CESA), Siigo y Views Business Intelligence, contando con la participación de 249 ejecutivos de 196 organizaciones, entre ellas grandes empresas, pymes y startups.
 
De acuerdo al estudio, 77% de las grandes empresas y 82% de las startups señalan que el COVID-19 las llevó a impulsar con más fuerza este proceso, provocando en ellas un profundo cambio a nivel cultural, incluyendo nuevas formas y modelos de trabajo. No obstante, la realidad de las pymes es bastante diferente, ya que solo 36% afirman lo mismo. En una escala que va desde 0% a 100%, estas últimas promediaron un IMDV® de 37,1%, lo que las posiciona en un nivel de madurez digital Inicial, muy por detrás del nivel Medio de las grandes empresas y startups, quienes promediaron un IMDV® de 56,5% y 62,4%, respectivamente. Frente a esto, José de la Torre, Managing Partner de Virtus Digital, señala que si bien al ver el contraste con las pymes pareciera que las grandes empresas están bastante bien, lo cierto es que aún la mitad de ellas se encuentran en niveles iniciales en sus procesos de transformación digital. “De hecho, tan solo 25% poseen niveles avanzados y no vemos que ninguna haya alcanzado aún el máximo nivel en la escala de madurez de este estudio, lo que sí sucede en Perú y Chile, países donde también medimos este índice”, analiza.

Para el consultor resulta realmente preocupante que tantas organizaciones aún se encuentren en etapas iniciales. Más aún, considerando que la revolución digital ha adoptado un ritmo histórico, frente a lo cual quienes no avancen ahora podrían incluso eventualmente desaparecer. “Muchas empresas siguen solo haciendo digitalización, que no es lo mismo que transformación digital. Mientras la primera apunta a la incorporación de tecnologías con el objetivo de lograr una mejora a nivel operacional, la segunda involucra una verdadera evolución en los modelos de negocio, apalancada en data, tecnología y un verdadero conocimiento del cliente”, explica.

De hecho, si bien 85% de las grandes empresas sostienen que toman sus decisiones de negocio con el cliente al centro, el estudio evidencia que no todas activan las acciones necesarias para realmente lograrlo. Es así que 71% utilizan herramientas digitales como CRM o Analytics para entenderlo, 66% emplean metodologías ágiles para mejorar su propuesta de valor y solo 56% cuentan con un sistema formal para tomar acciones en base a su feedback. Además, a pesar de que 83% sostienen entender la urgencia que la transformación digital representa para su industria, solo 68% han revisado sus modelos de negocio para evaluar sus necesidades y capacidades para abordarla y, peor aún, solo 51% poseen un plan de acción claro y robusto para transformarse digitalmente.
 
Para Ricardo Dicarlo, Coordinador académico de la Maestría en Liderazgo de Transformación Digital del CESA, lo que está ocurriendo es que en muchas empresas se define el líder de transformación digital por sus conocimientos y experiencia en tecnologías y digitalización. Sin embargo, el líder que requiere un verdadero proceso de Transformación Digital es aquel que tiene la visión global de la estrategia, que va más allá de una visión para la acción inmediata sino también tiene un plan de mediano y largo plazo como parte de sus actividades y desarrollos. Es además el responsable de cerrar las brechas de los lenguajes que existen entre áreas como tecnología, experiencia del cliente, los niveles gerenciales e incluso, las áreas de análisis de datos, para hablar un lenguaje común que permita la comprensión, colaboración y empatía.

Las empresas colombianas perciben que la pandemia ha sido una gran catalizadora de la transformación digital. Así lo refleja la primera edición del Índice de Madurez Digital Virtus (IMDV®) de la consultora Virtus Partners, realizado en Colombia en alianza con elColegio de Estudios Superiores de Administración (CESA), Siigo y Views Business Intelligence, contando con la participación de 249 ejecutivos de 196 organizaciones, entre ellas grandes empresas, pymes y startups.
 
De acuerdo al estudio, 77% de las grandes empresas y 82% de las startups señalan que el COVID-19 las llevó a impulsar con más fuerza este proceso, provocando en ellas un profundo cambio a nivel cultural, incluyendo nuevas formas y modelos de trabajo. No obstante, la realidad de las pymes es bastante diferente, ya que solo 36% afirman lo mismo. En una escala que va desde 0% a 100%, estas últimas promediaron un IMDV® de 37,1%, lo que las posiciona en un nivel de madurez digital Inicial, muy por detrás del nivel Medio de las grandes empresas y startups, quienes promediaron un IMDV® de 56,5% y 62,4%, respectivamente. Frente a esto, José de la Torre, Managing Partner de Virtus Digital, señala que si bien al ver el contraste con las pymes pareciera que las grandes empresas están bastante bien, lo cierto es que aún la mitad de ellas se encuentran en niveles iniciales en sus procesos de transformación digital. “De hecho, tan solo 25% poseen niveles avanzados y no vemos que ninguna haya alcanzado aún el máximo nivel en la escala de madurez de este estudio, lo que sí sucede en Perú y Chile, países donde también medimos este índice”, analiza.

Para el consultor resulta realmente preocupante que tantas organizaciones aún se encuentren en etapas iniciales. Más aún, considerando que la revolución digital ha adoptado un ritmo histórico, frente a lo cual quienes no avancen ahora podrían incluso eventualmente desaparecer. “Muchas empresas siguen solo haciendo digitalización, que no es lo mismo que transformación digital. Mientras la primera apunta a la incorporación de tecnologías con el objetivo de lograr una mejora a nivel operacional, la segunda involucra una verdadera evolución en los modelos de negocio, apalancada en data, tecnología y un verdadero conocimiento del cliente”, explica.

De hecho, si bien 85% de las grandes empresas sostienen que toman sus decisiones de negocio con el cliente al centro, el estudio evidencia que no todas activan las acciones necesarias para realmente lograrlo. Es así que 71% utilizan herramientas digitales como CRM o Analytics para entenderlo, 66% emplean metodologías ágiles para mejorar su propuesta de valor y solo 56% cuentan con un sistema formal para tomar acciones en base a su feedback. Además, a pesar de que 83% sostienen entender la urgencia que la transformación digital representa para su industria, solo 68% han revisado sus modelos de negocio para evaluar sus necesidades y capacidades para abordarla y, peor aún, solo 51% poseen un plan de acción claro y robusto para transformarse digitalmente.
 
Para Ricardo Dicarlo, Coordinador académico de la Maestría en Liderazgo de Transformación Digital del CESA, lo que está ocurriendo es que en muchas empresas se define el líder de transformación digital por sus conocimientos y experiencia en tecnologías y digitalización. Sin embargo, el líder que requiere un verdadero proceso de Transformación Digital es aquel que tiene la visión global de la estrategia, que va más allá de una visión para la acción inmediata sino también tiene un plan de mediano y largo plazo como parte de sus actividades y desarrollos. Es además el responsable de cerrar las brechas de los lenguajes que existen entre áreas como tecnología, experiencia del cliente, los niveles gerenciales e incluso, las áreas de análisis de datos, para hablar un lenguaje común que permita la comprensión, colaboración y empatía.

IMDV® 2021 COLOMBIA – SEGMENTO POR PAÍS

Un asunto de liderazgo

De la Torre señala que para avanzar efectivamente hacia la transformación digital de los negocios es fundamental el foco que le da el equipo de liderazgo. Es más, sostiene que las organizaciones más avanzadas entienden que esta ha dejado de ser una responsabilidad aislada del CIO para convertirse en un esfuerzo estratégico liderado por el CEO con apoyo del Directorio, el cual debe involucrar a toda la organización.

“El primer paso para iniciar cualquier proceso de transformación es que la alta dirección genere consciencia de la necesidad de cambio, co-construyendo un propósito inspirador y el ambiente socio emocional necesario para que este realmente se produzca. Aquí tan importante como el ser es el parecer, lo que implica involucrarse y colaborar activamente para vencer la natural resistencia a este proceso, generando un mindset que, más allá de centrarse en simplemente reaccionar a los desafíos, se abra a explorar lo nuevo y aprovechar las oportunidades que ofrece el actual escenario”, explica.
 
Adicionalmente, señala el experto docente del CESA, la academia debe preparar a los diferentes líderes de áreas como legal, recursos humanos y logística que son parte activa en el proceso y deben poder comprender la transformación digital. Igualmente, tener consciencia que es vital incorporar temas como gestión del cambio, cultura, tecnologías colaborativas en cualquier proceso de transformación digital que esté adelantando una empresa.

En ese sentido, a pesar de que 88% de las grandes empresas, 67% de las pymes y 82% de las startups dicen que cuentan con un esquema de gobierno senior (gerente general o gerente de primera línea) que impulsa las iniciativas digitales, estos líderes no siempre poseerían las habilidades necesarias para guiar con éxito los procesos de transformación. De hecho, solo 64% de las grandes empresas sostienen que sus líderes encargados de impulsar iniciativas de transformación digital se atreven constantemente a romper paradigmas, cuestionando y haciendo las cosas distintas a cómo se hacían anteriormente. Sin duda, se trata de una cifra que da cuenta de que aún existe cierta resistencia al cambio en algunas organizaciones, la cual sorprendentemente es también fuerte en las startups y más aún en el caso de las pymes, ya que solo 55% y 33%, respectivamente, sostuvieron lo mismo.
 
En cuanto a la experimentación, la cual es clave para impulsar la innovación y facilitar la capacidad de adaptarse y crecer en entornos tan cambiantes como el actual, 64% de las grandes empresas afirman que sus líderes la practican activamente, cifra que nuevamente es inferior en el caso de pymes y startups, con 30% y 55%, respectivamente.
 
Según de la Torre, cabe destacar que 25% de las grandes empresas, 20% de las startups y 2,2 de las pymes se encuentran en niveles avanzados de madurez digital. “Eso nos demuestra que cualquier organización de cualquier segmento puede alcanzar un nivel avanzado si realmente se lo propone. La fórmula entonces implica no temer al cambio, sino abrazarlo y aprovechar este proceso para crear una mejor versión de sí mismas, apalancándose en sus propias capacidades y en las del ecosistema. Esto es muy importante, pues un ecosistema análogo solo reducirá la velocidad y potencia de la transformación digital de los actores que son parte de él. Por el contrario, uno digital lo hará más ágil y aumentará su impacto, beneficiando a todos los que lo componen”, finaliza.

Conoce lo que nuestra área de Digital puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

Conoce lo que nuestra área de Digital puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

Conoce lo que nuestra área de Digital puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

 

Conoce lo que nuestra área Digital puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

Conoce lo que nuestra área de Digital puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

¿Te pareció interesante? Comparte este contenido en redes sociales:

También te puede interesar

También te puede interesar

VP -logo bridge white

CHILE

Rosario Norte 532, Oficina 1301
Las Condes, Santiago.
+56 22 3784000
+569 4467 1255

Rosario Norte 532, Oficina 1301
Las Condes, Santiago.
+56 22 3784000
+569 4467 1255

Rosario Norte 532, Oficina 1301
Las Condes, Santiago.
+56 22 3784000
+569 4467 1255

COLOMBIA

Carrera 9 #77-67, Oficina 203
Bogotá.
+57 1 6065088
+57 317 379 3211

CONECTA CON NOSOTROS