Proactividad, diversidad y expertise marcarán el talento del futuro

Proactividad, diversidad y expertise marcarán el talento del futuro

Proactividad, diversidad y expertise marcarán el talento del futuro

Proactividad, diversidad y expertise marcarán el talento del futuro

Proactividad, diversidad y expertise marcarán el talento del futuro

"La pandemia y el teletrabajo nos han abierto la mente no solo a poder trabajar fuera de una oficina física, sino a un concepto más avanzado de “oficina virtual”, donde realmente se caen las fronteras".

"La pandemia y el teletrabajo nos han abierto la mente no solo a poder trabajar fuera de una oficina física, sino a un concepto más avanzado de “oficina virtual”, donde realmente se caen las fronteras".

"La pandemia y el teletrabajo nos han abierto la mente no solo a poder trabajar fuera de una oficina física, sino a un concepto más avanzado de “oficina virtual”, donde realmente se caen las fronteras".

"La pandemia y el teletrabajo nos han abierto la mente no solo a poder trabajar fuera de una oficina física, sino a un concepto más avanzado de “oficina virtual”, donde realmente se caen las fronteras".

"La pandemia y el teletrabajo nos han abierto la mente no solo a poder trabajar fuera de una oficina física, sino a un concepto más avanzado de “oficina virtual”, donde realmente se caen las fronteras".

Por Juan José de la Torre

Por Juan José de la Torre

Por Juan José de la Torre

Por Juan José de la Torre

Por Juan José de la Torre

Executive business woman in an office

Enero 2021
Columna publicada originalmente en La Tercera

Enero 2021
Columna publicada originalmente en La Tercera

Enero 2021
Columna publicada originalmente en La Tercera

Enero 2021
Columna publicada originalmente en La Tercera

La fuerza laboral del mañana se enfrentará a un entorno cada vez más exigente y competitivo, que requerirá el desarrollo de habilidades técnicas cada vez más específicas, así como también profundas habilidades adaptativas. En este contexto, las oportunidades y desafíos son numerosos, sin embargo, quisiera detallar tres tendencias que en mi opinión irán influyendo con cada vez más fuerza en las futuras contrataciones.
 
La primera de ellas viene ganando terreno desde hace ya algún tiempo, pero seguirá creciendo en el futuro, y tiene que ver con que las organizaciones hoy están buscando personas más proactivas y propositivas. Es decir, que sean capaces de reinventarse constantemente, “aprender a desaprender” y traer a la organización nuevas ideas y formas de hacer las cosas.
 
La segunda responde a la capacidad de trabajar junto a equipos cada vez más diversos en cuanto a expertise, cultura y género, entre otros atributos. Esto dado a que las empresas están siendo cada vez más conscientes de los impactos positivos de la diversidad en la performance del negocio, por lo que se están abriendo a incorporar perfiles más variados en sus distintos niveles. Además, la pandemia y el teletrabajo nos ha abierto la mente no solo a poder trabajar fuera de una oficina física, sino a un concepto más avanzado de “oficina virtual”, donde realmente se caen las fronteras y hoy se puede trabajar igual de fluidamente con alguien que está en otra calle, comuna o ciudad, así como también con alguien que está en otro país o continente. Esto abre un mundo de posibilidades para que las compañías accedan a nuevo talento, y para que las personas accedan a un mercado laboral global mucho más amplio.
 
Finalmente, la tercera y que tiene mucha relación con la anterior, es que las organizaciones empezarán a incorporar a más expertos en temas específicos, que sean capaces de co-crear soluciones más complejas y avanzadas junto a otras disciplinas del conocimiento.
 
Estos cambios implican un importante desafío para nuestras instituciones de educación superior y educación básica, que deberán desarrollar nuevas capacidades para formar a sus alumnos de acuerdo a los cambios en el mercado. Sin embargo, esto también es un imperativo si es que quieren crecer y subsistir en un nuevo contexto, pues el desarrollo y la proliferación de la educación online no solo les está abriendo la posibilidad de llegar en nuevos formatos a muchas más personas, sino también está permitiendo que más personas puedan y prefieran estudiar desde sus hogares en otras latitudes, sumando nueva competencia al sector.

La fuerza laboral del mañana se enfrentará a un entorno cada vez más exigente y competitivo, que requerirá el desarrollo de habilidades técnicas cada vez más específicas, así como también profundas habilidades adaptativas. En este contexto, las oportunidades y desafíos son numerosos, sin embargo, quisiera detallar tres tendencias que en mi opinión irán influyendo con cada vez más fuerza en las futuras contrataciones.
 
La primera de ellas viene ganando terreno desde hace ya algún tiempo, pero seguirá creciendo en el futuro, y tiene que ver con que las organizaciones hoy están buscando personas más proactivas y propositivas. Es decir, que sean capaces de reinventarse constantemente, “aprender a desaprender” y traer a la organización nuevas ideas y formas de hacer las cosas.
 
La segunda responde a la capacidad de trabajar junto a equipos cada vez más diversos en cuanto a expertise, cultura y género, entre otros atributos. Esto dado a que las empresas están siendo cada vez más conscientes de los impactos positivos de la diversidad en la performance del negocio, por lo que se están abriendo a incorporar perfiles más variados en sus distintos niveles. Además, la pandemia y el teletrabajo nos ha abierto la mente no solo a poder trabajar fuera de una oficina física, sino a un concepto más avanzado de “oficina virtual”, donde realmente se caen las fronteras y hoy se puede trabajar igual de fluidamente con alguien que está en otra calle, comuna o ciudad, así como también con alguien que está en otro país o continente. Esto abre un mundo de posibilidades para que las compañías accedan a nuevo talento, y para que las personas accedan a un mercado laboral global mucho más amplio.
 
Finalmente, la tercera y que tiene mucha relación con la anterior, es que las organizaciones empezarán a incorporar a más expertos en temas específicos, que sean capaces de co-crear soluciones más complejas y avanzadas junto a otras disciplinas del conocimiento.
 
Estos cambios implican un importante desafío para nuestras instituciones de educación superior y educación básica, que deberán desarrollar nuevas capacidades para formar a sus alumnos de acuerdo a los cambios en el mercado. Sin embargo, esto también es un imperativo si es que quieren crecer y subsistir en un nuevo contexto, pues el desarrollo y la proliferación de la educación online no solo les está abriendo la posibilidad de llegar en nuevos formatos a muchas más personas, sino también está permitiendo que más personas puedan y prefieran estudiar desde sus hogares en otras latitudes, sumando nueva competencia al sector.

La fuerza laboral del mañana se enfrentará a un entorno cada vez más exigente y competitivo, que requerirá el desarrollo de habilidades técnicas cada vez más específicas, así como también profundas habilidades adaptativas. En este contexto, las oportunidades y desafíos son numerosos, sin embargo, quisiera detallar tres tendencias que en mi opinión irán influyendo con cada vez más fuerza en las futuras contrataciones.
 
La primera de ellas viene ganando terreno desde hace ya algún tiempo, pero seguirá creciendo en el futuro, y tiene que ver con que las organizaciones hoy están buscando personas más proactivas y propositivas. Es decir, que sean capaces de reinventarse constantemente, “aprender a desaprender” y traer a la organización nuevas ideas y formas de hacer las cosas.
 
La segunda responde a la capacidad de trabajar junto a equipos cada vez más diversos en cuanto a expertise, cultura y género, entre otros atributos. Esto dado a que las empresas están siendo cada vez más conscientes de los impactos positivos de la diversidad en la performance del negocio, por lo que se están abriendo a incorporar perfiles más variados en sus distintos niveles. Además, la pandemia y el teletrabajo nos ha abierto la mente no solo a poder trabajar fuera de una oficina física, sino a un concepto más avanzado de “oficina virtual”, donde realmente se caen las fronteras y hoy se puede trabajar igual de fluidamente con alguien que está en otra calle, comuna o ciudad, así como también con alguien que está en otro país o continente. Esto abre un mundo de posibilidades para que las compañías accedan a nuevo talento, y para que las personas accedan a un mercado laboral global mucho más amplio.
 
Finalmente, la tercera y que tiene mucha relación con la anterior, es que las organizaciones empezarán a incorporar a más expertos en temas específicos, que sean capaces de co-crear soluciones más complejas y avanzadas junto a otras disciplinas del conocimiento.
 
Estos cambios implican un importante desafío para nuestras instituciones de educación superior y educación básica, que deberán desarrollar nuevas capacidades para formar a sus alumnos de acuerdo a los cambios en el mercado. Sin embargo, esto también es un imperativo si es que quieren crecer y subsistir en un nuevo contexto, pues el desarrollo y la proliferación de la educación online no solo les está abriendo la posibilidad de llegar en nuevos formatos a muchas más personas, sino también está permitiendo que más personas puedan y prefieran estudiar desde sus hogares en otras latitudes, sumando nueva competencia al sector.

La fuerza laboral del mañana se enfrentará a un entorno cada vez más exigente y competitivo, que requerirá el desarrollo de habilidades técnicas cada vez más específicas, así como también profundas habilidades adaptativas. En este contexto, las oportunidades y desafíos son numerosos, sin embargo, quisiera detallar tres tendencias que en mi opinión irán influyendo con cada vez más fuerza en las futuras contrataciones.
 
La primera de ellas viene ganando terreno desde hace ya algún tiempo, pero seguirá creciendo en el futuro, y tiene que ver con que las organizaciones hoy están buscando personas más proactivas y propositivas. Es decir, que sean capaces de reinventarse constantemente, “aprender a desaprender” y traer a la organización nuevas ideas y formas de hacer las cosas.
 
La segunda responde a la capacidad de trabajar junto a equipos cada vez más diversos en cuanto a expertise, cultura y género, entre otros atributos. Esto dado a que las empresas están siendo cada vez más conscientes de los impactos positivos de la diversidad en la performance del negocio, por lo que se están abriendo a incorporar perfiles más variados en sus distintos niveles. Además, la pandemia y el teletrabajo nos ha abierto la mente no solo a poder trabajar fuera de una oficina física, sino a un concepto más avanzado de “oficina virtual”, donde realmente se caen las fronteras y hoy se puede trabajar igual de fluidamente con alguien que está en otra calle, comuna o ciudad, así como también con alguien que está en otro país o continente. Esto abre un mundo de posibilidades para que las compañías accedan a nuevo talento, y para que las personas accedan a un mercado laboral global mucho más amplio.
 
Finalmente, la tercera y que tiene mucha relación con la anterior, es que las organizaciones empezarán a incorporar a más expertos en temas específicos, que sean capaces de co-crear soluciones más complejas y avanzadas junto a otras disciplinas del conocimiento.
 
Estos cambios implican un importante desafío para nuestras instituciones de educación superior y educación básica, que deberán desarrollar nuevas capacidades para formar a sus alumnos de acuerdo a los cambios en el mercado. Sin embargo, esto también es un imperativo si es que quieren crecer y subsistir en un nuevo contexto, pues el desarrollo y la proliferación de la educación online no solo les está abriendo la posibilidad de llegar en nuevos formatos a muchas más personas, sino también está permitiendo que más personas puedan y prefieran estudiar desde sus hogares en otras latitudes, sumando nueva competencia al sector.

La fuerza laboral del mañana se enfrentará a un entorno cada vez más exigente y competitivo, que requerirá el desarrollo de habilidades técnicas cada vez más específicas, así como también profundas habilidades adaptativas. En este contexto, las oportunidades y desafíos son numerosos, sin embargo, quisiera detallar tres tendencias que en mi opinión irán influyendo con cada vez más fuerza en las futuras contrataciones.
 
La primera de ellas viene ganando terreno desde hace ya algún tiempo, pero seguirá creciendo en el futuro, y tiene que ver con que las organizaciones hoy están buscando personas más proactivas y propositivas. Es decir, que sean capaces de reinventarse constantemente, “aprender a desaprender” y traer a la organización nuevas ideas y formas de hacer las cosas.
 
La segunda responde a la capacidad de trabajar junto a equipos cada vez más diversos en cuanto a expertise, cultura y género, entre otros atributos. Esto dado a que las empresas están siendo cada vez más conscientes de los impactos positivos de la diversidad en la performance del negocio, por lo que se están abriendo a incorporar perfiles más variados en sus distintos niveles. Además, la pandemia y el teletrabajo nos ha abierto la mente no solo a poder trabajar fuera de una oficina física, sino a un concepto más avanzado de “oficina virtual”, donde realmente se caen las fronteras y hoy se puede trabajar igual de fluidamente con alguien que está en otra calle, comuna o ciudad, así como también con alguien que está en otro país o continente. Esto abre un mundo de posibilidades para que las compañías accedan a nuevo talento, y para que las personas accedan a un mercado laboral global mucho más amplio.
 
Finalmente, la tercera y que tiene mucha relación con la anterior, es que las organizaciones empezarán a incorporar a más expertos en temas específicos, que sean capaces de co-crear soluciones más complejas y avanzadas junto a otras disciplinas del conocimiento.
 
Estos cambios implican un importante desafío para nuestras instituciones de educación superior y educación básica, que deberán desarrollar nuevas capacidades para formar a sus alumnos de acuerdo a los cambios en el mercado. Sin embargo, esto también es un imperativo si es que quieren crecer y subsistir en un nuevo contexto, pues el desarrollo y la proliferación de la educación online no solo les está abriendo la posibilidad de llegar en nuevos formatos a muchas más personas, sino también está permitiendo que más personas puedan y prefieran estudiar desde sus hogares en otras latitudes, sumando nueva competencia al sector.

Autor_JJ_blancoynegro

Juan José de la Torre - Socio Virtus Partners

Juan José de la Torre - Socio Virtus Partners

Ingeniero Industrial - Universidad Adolfo Ibáñez
Master in Project Management - Universitat Ramon Lull
MBA - INSEAD

Conoce lo que nuestras prácticas de Personas y OrganizaciónTransformación Digital puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

Conoce lo que nuestras prácticas de Personas y Organización y Transformación Digital puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

Conoce lo que nuestras prácticas de Personas y OrganizaciónTransformación Digital puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

 

Conoce lo que nuestras prácticas de Personas y Organización y Transformación Digital puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

Conoce lo que nuestras prácticas de Personas y Organización y Transformación Digital puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

¿Te pareció interesante? Comparte este contenido en redes sociales:

¿Te pareció interesante? Comparte este contenido en redes sociales:

También te puede interesar

También te puede interesar

También te puede interesar

Be Virtus.
Be Virtus.

CHILE

CHILE

CHILE

Rosario Norte 532
Of. 1301
Las Condes
Santiago

+56 22 378 4000


Rosario Norte 532
Of. 1301
Las Condes
Santiago

+56 22 378 4000

Rosario Norte 532
Of. 1301
Las Condes
Santiago

+56 22 3784000

COLOMBIA

COLOMBIA

COLOMBIA

Carrera 9 #77-67
Of. 203
Bogota


+57 1 606 50 88
+57 317 379 3211

Carrera 9 #77-67
Of. 203
Bogota


+57 1 606 50 88
+57 317 379 3211


Carrera 9 #77-67
Of. 203
Bogota


+57 1 606 50 88
+57 317 379 3211

Carrera 9 #77-67
Of. 203
Bogota


+57 1 606 50 88
+57 317 379 3211

MEXICO

MEXICO

MEXICO

C. Montes Urales 424
Mexico City
Mexico

C. Montes Urales 424
Mexico City
Mexico

C. Montes Urales 424
Mexico City
Mexico

C. Montes Urales 424
Mexico City
Mexico

SPAIN

SPAIN

SPAIN

San Lorenzo 11
Madrid


 



San Lorenzo 11
Madrid

San Lorenzo 11
Madrid 

San Lorenzo 11
Madrid

LinkedIn
Instagram
Youtube
VP -logo bridge white

Virtus Partners, global management consulting
All rights reserved, 2022

Virtus Partners, global management consulting
All rights reserved, 2022

Virtus Partners
Global management consulting

All rights reserved, 2022