¡Se viene marzo! y trae esperanza

¡Se viene marzo! y trae esperanza

¡Se viene marzo! y trae esperanza

¡Se viene marzo! y trae esperanza

¡Se viene marzo! y trae esperanza

"Con más de 3 millones de personas vacunadas, entre ellas nuestros adultos mayores, funcionarios de salud y otros funcionarios de primera línea, Chile ha sido referente en este proceso a nivel mundial, encontrándose entre los 5 países con más habitantes vacunados cada 100 personas."

"Con más de 3 millones de personas vacunadas, entre ellas nuestros adultos mayores, funcionarios de salud y otros funcionarios de primera línea, Chile ha sido referente en este proceso a nivel mundial, encontrándose entre los 5 países con más habitantes vacunados cada 100 personas."

"Con más de 3 millones de personas vacunadas, entre ellas nuestros adultos mayores, funcionarios de salud y otros funcionarios de primera línea, Chile ha sido referente en este proceso a nivel mundial, encontrándose entre los 5 países con más habitantes vacunados cada 100 personas."

"Con más de 3 millones de personas vacunadas, entre ellas nuestros adultos mayores, funcionarios de salud y otros funcionarios de primera línea, Chile ha sido referente en este proceso a nivel mundial, encontrándose entre los 5 países con más habitantes vacunados cada 100 personas."

"Con más de 3 millones de personas vacunadas, entre ellas nuestros adultos mayores, funcionarios de salud y otros funcionarios de primera línea, Chile ha sido referente en este proceso a nivel mundial, encontrándose entre los 5 países con más habitantes vacunados cada 100 personas."

Por Claudia Marfin

Por Claudia Marfin

Por Claudia Marfin

Por Claudia Marfin

Por Claudia Marfin

Elderly man makes all-is-well symbol after coronavirus vaccination

Columna de opinión publicada originalmente en El Mercurio
1 de marzo de 2021

Columna de opinión publicada originalmente en El Mercurio
1 de marzo de 2021

Columna de opinión publicada originalmente en El Mercurio
1 de marzo de 2021

Columna de opinión publicada originalmente en El Mercurio
1 de marzo de 2021

Columna de opinión publicada originalmente en El Mercurio
1 de marzo de 2021

Tradicionalmente marzo ha sido catalogado como el mes más temible del año, dado su gran impacto en el bolsillo de muchos chilenos y extranjeros que residen en nuestro país. El pago de las matrículas de los colegios, las contribuciones y las patentes son sólo parte de la larga lista de gastos que se concentran en sus 31 días, dando paso a diversas manifestaciones de la  tragicómica frase “se viene marzo”, con la que comienza el proceso de reactivación post periodo de vacaciones.
 
Este año, marzo nuevamente se asoma lleno de desafíos para muchas familias que tras un año de pandemia marcado por recortes salariales, despidos y aumento de la cesantía han visto seriamente deterioradas sus finanzas, para muchas de las cuales la postergación de algunos pagos e impuestos, las cajas solidarias, subsidios y los retiros de los fondos de las AFP han sido un respiro, pero no una solución. Sin embargo, para todos los chilenos marzo también trae consigo nuevas esperanzas de que las cosas podrían comenzar a mejorar a medida que avance el proceso de vacunación, trayendo destellos de lo que podría ser la luz al final de este túnel tan oscuro en el que nos envolvió el COVID-19.
 
Con más de 3 millones de personas vacunadas, entre ellas nuestros adultos mayores, funcionarios de salud y otros funcionarios de primera línea, Chile ha sido referente en este proceso a nivel mundial, encontrándose entre los 5 países con más habitantes vacunados cada 100 personas y habiéndose asegurado cerca de 90 millones de dosis con diversos laboratorios, que corresponden a más del doble necesario para vacunar a toda nuestra población. A este ritmo, se espera que a mediados de año comiencen a percibirse los efectos de la “inmunidad de rebaño”, lo que contribuirá a la reactivación que poco a poco ha comenzado a percibirse en diversos sectores económicos.
 
Sin embargo, aunque el proceso de inoculación resulte exitoso y el COVID-19 pase a convertirse en un virus más de nuestro calendario de vacunación o se vuelva menos peligroso, todo el proceso que ya hemos vivido ha generado una serie de cambios que nos ponen en una nueva realidad, donde formas de vida y trabajo antes imposibles hoy se han convertido en nuevas rutinas que no volverán atrás. El proceso de transformación ha sido sumamente duro, pues nos llegó de golpe, sin embargo, nos ha llevado a todos a aprender cosas nuevas, romper paradigmas y ver el mundo de manera distinta, reordenando nuestras prioridades y el valor que otorgamos a cada cosa dentro de nuestras vidas.
 
Por eso, la invitación es a comenzar a ver el vaso medio lleno y seguir trabajando en extraer lo mejor de nosotros de este proceso. ¡Se viene marzo!, y consigo trae esperanza.

Tradicionalmente marzo ha sido catalogado como el mes más temible del año, dado su gran impacto en el bolsillo de muchos chilenos y extranjeros que residen en nuestro país. El pago de las matrículas de los colegios, las contribuciones y las patentes son sólo parte de la larga lista de gastos que se concentran en sus 31 días, dando paso a diversas manifestaciones de la  tragicómica frase “se viene marzo”, con la que comienza el proceso de reactivación post periodo de vacaciones.
 
Este año, marzo nuevamente se asoma lleno de desafíos para muchas familias que tras un año de pandemia marcado por recortes salariales, despidos y aumento de la cesantía han visto seriamente deterioradas sus finanzas, para muchas de las cuales la postergación de algunos pagos e impuestos, las cajas solidarias, subsidios y los retiros de los fondos de las AFP han sido un respiro, pero no una solución. Sin embargo, para todos los chilenos marzo también trae consigo nuevas esperanzas de que las cosas podrían comenzar a mejorar a medida que avance el proceso de vacunación, trayendo destellos de lo que podría ser la luz al final de este túnel tan oscuro en el que nos envolvió el COVID-19.
 
Con más de 3 millones de personas vacunadas, entre ellas nuestros adultos mayores, funcionarios de salud y otros funcionarios de primera línea, Chile ha sido referente en este proceso a nivel mundial, encontrándose entre los 5 países con más habitantes vacunados cada 100 personas y habiéndose asegurado cerca de 90 millones de dosis con diversos laboratorios, que corresponden a más del doble necesario para vacunar a toda nuestra población. A este ritmo, se espera que a mediados de año comiencen a percibirse los efectos de la “inmunidad de rebaño”, lo que contribuirá a la reactivación que poco a poco ha comenzado a percibirse en diversos sectores económicos.
 
Sin embargo, aunque el proceso de inoculación resulte exitoso y el COVID-19 pase a convertirse en un virus más de nuestro calendario de vacunación o se vuelva menos peligroso, todo el proceso que ya hemos vivido ha generado una serie de cambios que nos ponen en una nueva realidad, donde formas de vida y trabajo antes imposibles hoy se han convertido en nuevas rutinas que no volverán atrás. El proceso de transformación ha sido sumamente duro, pues nos llegó de golpe, sin embargo, nos ha llevado a todos a aprender cosas nuevas, romper paradigmas y ver el mundo de manera distinta, reordenando nuestras prioridades y el valor que otorgamos a cada cosa dentro de nuestras vidas.
 
Por eso, la invitación es a comenzar a ver el vaso medio lleno y seguir trabajando en extraer lo mejor de nosotros de este proceso. ¡Se viene marzo!, y consigo trae esperanza.

Tradicionalmente marzo ha sido catalogado como el mes más temible del año, dado su gran impacto en el bolsillo de muchos chilenos y extranjeros que residen en nuestro país. El pago de las matrículas de los colegios, las contribuciones y las patentes son sólo parte de la larga lista de gastos que se concentran en sus 31 días, dando paso a diversas manifestaciones de la  tragicómica frase “se viene marzo”, con la que comienza el proceso de reactivación post periodo de vacaciones.
 
Este año, marzo nuevamente se asoma lleno de desafíos para muchas familias que tras un año de pandemia marcado por recortes salariales, despidos y aumento de la cesantía han visto seriamente deterioradas sus finanzas, para muchas de las cuales la postergación de algunos pagos e impuestos, las cajas solidarias, subsidios y los retiros de los fondos de las AFP han sido un respiro, pero no una solución. Sin embargo, para todos los chilenos marzo también trae consigo nuevas esperanzas de que las cosas podrían comenzar a mejorar a medida que avance el proceso de vacunación, trayendo destellos de lo que podría ser la luz al final de este túnel tan oscuro en el que nos envolvió el COVID-19.
 
Con más de 3 millones de personas vacunadas, entre ellas nuestros adultos mayores, funcionarios de salud y otros funcionarios de primera línea, Chile ha sido referente en este proceso a nivel mundial, encontrándose entre los 5 países con más habitantes vacunados cada 100 personas y habiéndose asegurado cerca de 90 millones de dosis con diversos laboratorios, que corresponden a más del doble necesario para vacunar a toda nuestra población. A este ritmo, se espera que a mediados de año comiencen a percibirse los efectos de la “inmunidad de rebaño”, lo que contribuirá a la reactivación que poco a poco ha comenzado a percibirse en diversos sectores económicos.
 
Sin embargo, aunque el proceso de inoculación resulte exitoso y el COVID-19 pase a convertirse en un virus más de nuestro calendario de vacunación o se vuelva menos peligroso, todo el proceso que ya hemos vivido ha generado una serie de cambios que nos ponen en una nueva realidad, donde formas de vida y trabajo antes imposibles hoy se han convertido en nuevas rutinas que no volverán atrás. El proceso de transformación ha sido sumamente duro, pues nos llegó de golpe, sin embargo, nos ha llevado a todos a aprender cosas nuevas, romper paradigmas y ver el mundo de manera distinta, reordenando nuestras prioridades y el valor que otorgamos a cada cosa dentro de nuestras vidas.
 
Por eso, la invitación es a comenzar a ver el vaso medio lleno y seguir trabajando en extraer lo mejor de nosotros de este proceso. ¡Se viene marzo!, y consigo trae esperanza.

Tradicionalmente marzo ha sido catalogado como el mes más temible del año, dado su gran impacto en el bolsillo de muchos chilenos y extranjeros que residen en nuestro país. El pago de las matrículas de los colegios, las contribuciones y las patentes son sólo parte de la larga lista de gastos que se concentran en sus 31 días, dando paso a diversas manifestaciones de la  tragicómica frase “se viene marzo”, con la que comienza el proceso de reactivación post periodo de vacaciones.
 
Este año, marzo nuevamente se asoma lleno de desafíos para muchas familias que tras un año de pandemia marcado por recortes salariales, despidos y aumento de la cesantía han visto seriamente deterioradas sus finanzas, para muchas de las cuales la postergación de algunos pagos e impuestos, las cajas solidarias, subsidios y los retiros de los fondos de las AFP han sido un respiro, pero no una solución. Sin embargo, para todos los chilenos marzo también trae consigo nuevas esperanzas de que las cosas podrían comenzar a mejorar a medida que avance el proceso de vacunación, trayendo destellos de lo que podría ser la luz al final de este túnel tan oscuro en el que nos envolvió el COVID-19.
 
Con más de 3 millones de personas vacunadas, entre ellas nuestros adultos mayores, funcionarios de salud y otros funcionarios de primera línea, Chile ha sido referente en este proceso a nivel mundial, encontrándose entre los 5 países con más habitantes vacunados cada 100 personas y habiéndose asegurado cerca de 90 millones de dosis con diversos laboratorios, que corresponden a más del doble necesario para vacunar a toda nuestra población. A este ritmo, se espera que a mediados de año comiencen a percibirse los efectos de la “inmunidad de rebaño”, lo que contribuirá a la reactivación que poco a poco ha comenzado a percibirse en diversos sectores económicos.
 
Sin embargo, aunque el proceso de inoculación resulte exitoso y el COVID-19 pase a convertirse en un virus más de nuestro calendario de vacunación o se vuelva menos peligroso, todo el proceso que ya hemos vivido ha generado una serie de cambios que nos ponen en una nueva realidad, donde formas de vida y trabajo antes imposibles hoy se han convertido en nuevas rutinas que no volverán atrás. El proceso de transformación ha sido sumamente duro, pues nos llegó de golpe, sin embargo, nos ha llevado a todos a aprender cosas nuevas, romper paradigmas y ver el mundo de manera distinta, reordenando nuestras prioridades y el valor que otorgamos a cada cosa dentro de nuestras vidas.
 
Por eso, la invitación es a comenzar a ver el vaso medio lleno y seguir trabajando en extraer lo mejor de nosotros de este proceso. ¡Se viene marzo!, y consigo trae esperanza.

Tradicionalmente marzo ha sido catalogado como el mes más temible del año, dado su gran impacto en el bolsillo de muchos chilenos y extranjeros que residen en nuestro país. El pago de las matrículas de los colegios, las contribuciones y las patentes son sólo parte de la larga lista de gastos que se concentran en sus 31 días, dando paso a diversas manifestaciones de la  tragicómica frase “se viene marzo”, con la que comienza el proceso de reactivación post periodo de vacaciones.
 
Este año, marzo nuevamente se asoma lleno de desafíos para muchas familias que tras un año de pandemia marcado por recortes salariales, despidos y aumento de la cesantía han visto seriamente deterioradas sus finanzas, para muchas de las cuales la postergación de algunos pagos e impuestos, las cajas solidarias, subsidios y los retiros de los fondos de las AFP han sido un respiro, pero no una solución. Sin embargo, para todos los chilenos marzo también trae consigo nuevas esperanzas de que las cosas podrían comenzar a mejorar a medida que avance el proceso de vacunación, trayendo destellos de lo que podría ser la luz al final de este túnel tan oscuro en el que nos envolvió el COVID-19.
 
Con más de 3 millones de personas vacunadas, entre ellas nuestros adultos mayores, funcionarios de salud y otros funcionarios de primera línea, Chile ha sido referente en este proceso a nivel mundial, encontrándose entre los 5 países con más habitantes vacunados cada 100 personas y habiéndose asegurado cerca de 90 millones de dosis con diversos laboratorios, que corresponden a más del doble necesario para vacunar a toda nuestra población. A este ritmo, se espera que a mediados de año comiencen a percibirse los efectos de la “inmunidad de rebaño”, lo que contribuirá a la reactivación que poco a poco ha comenzado a percibirse en diversos sectores económicos.
 
Sin embargo, aunque el proceso de inoculación resulte exitoso y el COVID-19 pase a convertirse en un virus más de nuestro calendario de vacunación o se vuelva menos peligroso, todo el proceso que ya hemos vivido ha generado una serie de cambios que nos ponen en una nueva realidad, donde formas de vida y trabajo antes imposibles hoy se han convertido en nuevas rutinas que no volverán atrás. El proceso de transformación ha sido sumamente duro, pues nos llegó de golpe, sin embargo, nos ha llevado a todos a aprender cosas nuevas, romper paradigmas y ver el mundo de manera distinta, reordenando nuestras prioridades y el valor que otorgamos a cada cosa dentro de nuestras vidas.
 
Por eso, la invitación es a comenzar a ver el vaso medio lleno y seguir trabajando en extraer lo mejor de nosotros de este proceso. ¡Se viene marzo!, y consigo trae esperanza.

Autor_Claudia.Marfin_blancoynegro

Claudia Marfin
Experta Senior - Personas y Organización

Claudia Marfin
Experta Senior - Personas y Organización

Claudia Marfin
Experta Senior - Personas y Organización

Psicóloga - Universidad Nacional de Rosario, Argentina
Magíster en Psicología de las Organizaciones - Universidad Adolfo Ibáñez, Chile
Coach - International Coach Federation
Coach Adjunto - IMD Business School

Psicóloga - Universidad Nacional de Rosario, Argentina
Magíster en Psicología de las Organizaciones - Universidad Adolfo Ibáñez, Chile
Coach - International Coach Federation
Coach Adjunto - IMD Business School

Conoce lo que nuestra área de Organización y Personas puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

Conoce lo que nuestra área de Organización y Personas puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

Conoce lo que nuestra área de Organización y Personas puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

 

Conoce lo que nuestra área de Organización y Personas puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

Conoce lo que nuestra área de Organización y Personas puede hacer por tu organización.

Inscríbete a nuestro newsletter para recibir mensualmente una selección de nuestros principales contenidos de negocios.

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a contacto@somosvirtus.com y conversemos.

202103. Claudia Marfin El Mercurio

¿Te pareció interesante? Comparte este contenido en redes sociales:

También te puede interesar

También te puede interesar

VP -logo bridge white

CHILE

Rosario Norte 532, Oficina 1301
Las Condes, Santiago.
+56 22 3784000
+569 4467 1255

Rosario Norte 532, Oficina 1301
Las Condes, Santiago.
+56 22 3784000
+569 4467 1255

Rosario Norte 532, Oficina 1301
Las Condes, Santiago.
+56 22 3784000
+569 4467 1255

COLOMBIA

Carrera 9 #77-67, Oficina 203
Bogotá.
+57 1 6065088
+57 317 379 3211

CONECTA CON NOSOTROS